15/10/12


No xornal decenal “Gaceta de la Instrucción Pública” de 15 de xuño do 1889 aparece a noticia da concesión de varias Bibliotecas Populares, entre elas a que correspondía á Escola Pública de Bueu. Biblioteca que co paso do tempo sería a semente da actual Biblioteca Municipal e lugar “fonte de cultura” por onde pasaron moitos rapaces e e persoas de Bueu e onde deixaron a súa pegada como doantes de libros persoeiros como Manuel Antonio Bares Giráldez  (aínda hai o libro asinado por el “La nación española y el nacionalismo vasco”1922), Erasmo Buceta García (profesor de literatura  na Universidade de California e correspondente da Real Academia Española), etc.


4/10/12

Nas eleccións que ían ser convocadas para finais de 1913 tiveron o seu preludio nas distintas prensas locais e nacionais. Exemplo disto podemos ollalo, no caso concreto de Bueu, no xornal El Adelanto onde faise unha presentación dos seus "amigos" ás eleccións municipais baixo o título "De elecciones (consideraciones, consejos y comentarios)". E na 2ª e 3ª páxina do mesmo número 32 pon unha circular do Nuncio apostólico ás Ordes relixioxas para darlles instruccións ante a participación política que pode ser interesante reler, sobre todo, cara ao final... polo que a transcribo na súa integridade:

Una circular del Nuncio
El Nuncio apostólico, monseñor Ragonosi, se ha dirigido a los superiores de las Ordenes religiosas, trasladándoles las instrucciones de la S. C. De Religiosos, relativas a la conducta que deben observar los regulares de España, las cuales han sido comunidades por la secretaría de Estado de Su Santidad.
Dichas instrucciones son las siguientes:


1.º Como los religiosos deben merecer la confianza de todos los fieles, es necesario que no se interesen por ningún partido político, sino que estén y se muestren ajenos y superiores a todo partido.
Los superiores mayores de Ordenes y de Institutos religiosos pondrán especial diligencia en que sus respectivos súbditos:
  1. Se abstengan de polémicas y disputas meramente políticas.
  2. No se ocupen de la política en la dirección espiritual de las almas ni en la predicación, y esto con tanto mayor motivo, cuanto que en tal concepto han tenido lugar no pocos avisos; y
  3. No fomenten los choques o discusiones interiores causadas por pasiones políticas.
2.º Los superiores deberán tener presente que algunos religiosos, son insignes, pero de diversas tendencias políticas, dando consejos frecuentemente contradictorios a católicos eminentes, causan daño y confusión en la orientación político-religiosa de España.
3.º Procuren los superiores mayores que en las revistas ascéticas, tan numerosas en España, no se aluda a personajes políticos, no se trate de asuntos políticos; de tal suerte, que leídos por los adversarios, y tal vez hasta en las Cámaras, puedan suscitar odios contra los religiosos y promover contra ellos medidas de rigor.
4.º En la Sociología vean la manera de refrenar los ardores de aquellos que quisieran imitar a los célebres abates democráticos de Francia y Bélgica, tanto más, cuanto que el prurito de introducir en España todo lo que viene del extranjero es cosa muy peligrosa, como ya advirtió en carta de la secretaría del Estado al obispo de Madrid.
5.º Vigilen el "bizkaitarrismo" de algunos religiosos vascongados, los cuales, con esa actitud "separatista", no solo pierden el espíritu de la Orden, sino que se hacen odiosos al Gobierno y a la nación.
Conviene que vigilen también el "catalanismo", aún cuando en este último parece notarse menos falta de prudencia y moderación.

1/10/12

O alcalde Camilo Davila Davila foi nomeado polo poder central coma recambio de alcalde en dúas lexislaturas cruciais:

  1925-30  substituíu a  Luis Jesús Prieto García:

Na Dictadura de Primo de Rivera (1925-1930) un dos cambios que houbo foi a de destituír a aqueles representantes non afíns ao goberno e isto veuse reflectido en Bueu tal como podemos ver en El Sol (30/11/1925 na páx. 6), “O delegado gubernativo destituiu ao Concello (de Bueu) e nomeu outro no seu lugar, presidido por D. Camilo Davila”.

  1936-37  substituíu a  José Gómez de la Cueva (Johán Carballeira):

O día 22 de xullo de 1936 o alcalde José Gómez de la Cueva é conminado pola Subdelegación de Mariña de Bueu a cesar. Nun primeiro momento o propio subdelegado, Gonzalo Torrente, asume o cargo ata que o 23 de setembro é posto Camilo Davila Davila.